viernes, 15 de septiembre de 2006

EPISODIO 51. CONTRA LOS BOTELLONES.

Por fin parece que se van a empezar a tomar medidas contra un tema preocupante que, desde hace tiempo, viene acechando entre las sombras. Digo entre las sombras porque los jóvenes españoles (no todos, no quiero generalizar) se van a beberse dos o tres litros por las noches con los colegas, y dejar la calle hecha una marranada al final es lo de menos, lo que cuenta es emborracharse, montarse la fiesta, y demás historias.

Pero el Gobierno quiere poner fin a todas esas cosas. La ministra de sanidad, Elena Salgado, ha dicho hoy mismo que se va a hacer una ley al respecto. No sabemos para cuándo, pero se intentará solucionar esto (como tantas otras cosas que se han hecho; esto será como una ley antitabaco para las bebidas alcohólicas en la calle).
Los padres serán responsables de lo que hagan sus hijos (de todas formas eso es de cajón, aunque los hay que no pueden evitar que su hijo se vaya a ciertos lugares a bebérselas) y pagarán ellos la multa en caso de que los chavales sean pillados in fraganti poniéndose hasta arriba de alcohol en la vía pública urbana a la luz de la luna o de las farolas, meándose en las esquinas, y poniéndose algunos tan hasta arriba que ni se acuerdan a las tres horas y cuarto de que se han enrollado con su amiga de la infancia.
Es esta, sin duda alguna, una situación muy triste y muy alarmante:
el caso es que cada vez la edad de empezar a beber se va reduciendo cada vez más. Ahora está sobre los 13 años. Y si hay algo que realmente me fastidia es un botelleo, botellón o como le llames en tu pueblo.

En fin, que a ver si esto al final sale bien y no acaba en catástrofe, porque lo que aquí sobran son borrachos y comas etílicos por todos lados. Ministra Salgado, apunte bien, ¡por su padre!

FJ.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Haber aclaremos temas:
En primer lugar,el que un niño con 13 años empiece a beber es un problema de base, es decir, deben ser los papás los que deben educar a sus hijitos sobre sus hábitos.
en segundo lugar, si exiosten zonas donde los drogadictos se inyectan o se pinchan...¿xq no hacen espacios donde los jóvenes puedan beber sin molestar a los demás? que es lo que ocurre que no todos los jóvenes somos iguales xo lo que si es igual esq es una vergüenza que el entrar a una discoteca te cueste 20 euros y encima te cobren 10 euros por copa y vete tu a saber lo que es. Y esto lo digo Javi xq se de que va el tema.
Por lo tanto, creo que esas no son las soluciones a esto....que no pongan siempre la misma escusa x favor.

Javi dijo...

Esa es la otra cuestión... ¿desde cuándo hace las cosas bien el Gobierno ZP? xD