domingo, 11 de febrero de 2007

Episodio 101. Va y se trinca una de pastis.

Pues eso. Que va, se trinca un puñao de pastis y deja a una hermana desconsolada, a un novio que no sale de su asombro y a un pobre chaval de seis años.

Para más inri, a la pobre Leticia los cámaras de Dolce Vita, de Dónde estás Corazón y demás programas milongueros no la dejan en paz. La lluvia cae y Leticia Ortiz hace unas declaraciones, conteniendo las lágrimas a duras penas. No puede acabar casi, y el príncipe Felipe añade algo.

¿Pero es que los paparrachis mamarrachos no tienen otra cosa que hacer que amargar la existencia a alguien? ¡Es que ni a los muertos dejan en paz! "¡Oiga, que yo hago mi trabajo!" Pues vaya un trabajo de amargavidas que tienes, atontado, un trabajo que consiste en que la palma la hermana de la princesa de Asturias (antaño periodista de TVE), y el primero que consiga la exclusiva se forra. Es que estos tíos son como hienas, están dispuestos a todo para zamparse la carroña y publicar en primera plana cualquier cosa.

Dejad en paz a los muertos y a los familiares de los muertos, que bastante trance tiene ya que pasar Leticia con el embarazo, que está ya de seis meses, aguantando mecha, aguantándoos a vosotros, soportando la idea de que su hermana se ha metido un tubo de pastillas y se ha ido al otro barrio, y encima aguantando la lluvia en el funeral en el cual los flashes de las cámaras han sido las únicas cosas que se han visto. Hasta después de la misa que ha acabado a las diez y media de la noche (día 10 de febrero de 2007), Felipe y Leticia subiendo al cochecito, y los paparrachis venga fotos y venga flashes, ¡serán merluzos! ¡Dejadla en paz un ratillo, hombre ya!

Lo que hay que ver. Si es que no hay principios, no hay valores, no hay respeto, en definitiva.

Éso sí que es libertad de prensa, dirían algunos.

Pues nada, señores, a seguir disfrutando de una trágica defunción y a seguir haciendo el ganso. Que aquí el corrá se lo traga todo.
Hasta disfrutan algunos de las imágenes de sufrimiento. "Se la ve muy afectada y tal..."

Pero tocate los cojones, ¡¡que se le ha muerto la hermana y encima por el tubo de pastillas que se metió!! No te fastidia, los muy tontos, se la ve muy afectada. ¡Anda y compraros un terrier y sacadlo a pasear, hijos míos, habéis tenido que hacer un másters para descubrir que cuando se muere un familiar la persona está "muy afectada"! ¡No me toquéis las narices! Qué pasa, que por ser princesa no puede sentirse afectada, ¿no? ¿O qué? ¿Qué me estáis contando, panda de piraos?

Pues dejaros ya los flashes y las fotitos y las chorraditas y dejad a la pobre Leticia, que bastante tiene con soportar la triste muerte de Erika como para tener que soportar además a un puñado de imbéciles que van persiguiéndola hasta el water con las cámaras de fotos.

Seguro que ellos estuvieron allí el 13 de marzo. Como si lo viera.

1 comentario:

Belirey Tamar dijo...

Vaya por delante el sentimiento de quién conoce, lo que es perder un hermano en plena juventud y sabe asimismo, lo que es perder un amigo, que abrumado por el dolor del alma; se cansó de vivir.

Cuando "INFORMAR" es comerciar con miserias humanas, con el dolor y sentimiento ajenos y además una gran parte de la sociedad se refocila con este tipo de informaciomes; esta sociedad está: ENFERMA y un sintoma más de decadencia, es su INCAPACIDAD de eliminar las situaciones de INJUSTICIA que conducen a LA MISERIA de tantos.

Una ZOOOCIEDAD, que mirándonse el ombligo constantemente, no es extraño este gobernada; por MISERABLES.