martes, 11 de diciembre de 2007

Episodio 18. Toda la verdad sobre el Gordo de la CocaCola.

Buenos días, tardes, noches, atardecer o amanecer a cualquiera que llegue aquí, hoy, día 11 de diciembre de 2007, en Las Crónicas de FJ, como siempre, en directo desde cualquier punto de Cartagena.

Once de diciembre y por fin parece que bajan las tempraturas un poco. El frío se acentúa, y ya era hora, leche, ya era hora.
Bueno, ustedes dirán, ¿qué dice este en el título del gordo de la coca cola? Pues el gordo de la coca cola, señores, el típico gordo de todos los años, el que se inventó la bebida esta para duplicar ventas, y porque se lo inventó... Sí, amigos, este tipo, este gordinflón vestido de rojo que viaja en un trineo con siete renos voladores, este tío es el gordo de la coca cola. Además, voy a aportar unos datos esclarecedores. Navengando por internet y sin hundirme en la porca miseria de conexión de estos lares, que mira que tiene mérito, he hallado unos datos que ya en su día aportó Rekiano el foro de www.monclovitas.com, y que en el foro inane seguramente desconocen. Pero claro, te pones a pensar que por un esmirriado euro al día tienes conexión y te pones a pensar que por la considerable cifra de NADA tienes conexión en otro sitio, y obviamente te dices: pues nada, vamos a poner verde (como originalmente era, verde) al gordo de la coca cola, alias Papá Noël, o como dicen ahora, Santa Klaus...



Teniendo en cuenta que el reparto de regalos de este tipo no incluye a chinos, budistas, moros y mojamés varios y demás, tenemos la cantidad de niños 378.000.000 de acuerdo a datos estimados por la UNICEF. En una proporción promedio de 3,5 niños por hogar, tenemos cerca de 91.800.000 casas a visitar. Presumimos que existe al menos un niño bueno por casa.

Papá Noel tiene 31 horas de Navidad para realizar su tarea. Esto se debe a las diferentes zonas horarias y a la rotación de la Tierra, asumiendo que viaja de este a oeste (lo que parece lógico). Esto nos da un promedio de 822,6 visitas por segundo.


Es decir, que por cada hogar cristiano que posea al menos un niño bueno, Papá Noel tiene poco más de una milésima de segundo para estacionar, saltar del trineo, bajar por la chimenea, seleccionar de su bolsa (entre millones de regalos) los presentes que corresponden a dicho hogar, distribuirlos bajo el arbolito navideño, subir por la chimenea, montar en su trineo y viajar hasta la próxima casa.


Asumiendo que cada una de las 91,8 millones de paradas están perfectamente distribuidas alrededor del mundo (lo que por supuesto es falso, pero que aceptaremos a los fines del cálculo), estamos hablando de 1,25 kilómetros entre hogar y hogar, y un viaje total de 121.500.000 kilómetros; sin contar las paradas que uno necesita hacer al menos una vez cada 31 horas, además de comer, etc. Entonces el trineo de Papá Noel debe desplazarse a más de 1080 km/seg, 3.000 veces la velocidad del sonido.


Sólo a los efectos de comparar, el vehículo hecho por el hombre más rápido que existe es la sonda espacial Ulysses, que se dezplaza a una velocidad de 44 km/seg y un reno convencional puede correr, como máximo, a 15 km/hora.


La carga que transporta el trineo agrega otro elemento interesante. Supongamos que cada niño recibe por lo menos un Lego mediano (500 grs. aproximadamente), entonces el trineo debe transportar 321.300 toneladas, sin contar a Papá Noel, que es invariablemente descrito como un obeso. En tierra, un reno convencional puede tirar cerca de 140 kilos. Aún garantizando que el "reno volador" pueda tirar 10 veces más peso que el reno convencional, no podríamos realizar la tarea con 8, o incluso 9 renos; se necesitarían 214.200 renos. Esto incrementa el peso total (sin contar el trineo) a 353.430 toneladas, es decir, 4 veces el peso del transatlántico Queen Elizabeth.


353.400 toneladas viajando a 1080 km/s generan una gran resistencia al aire. Esta resistencia elevará la temperatura del reno casi en la misma proporción que una nave espacial atravesando la atmósfera. El primer par de renos al cabo de un segundo habrán absorbido 28.6 trillones de Joules de energía. Esto los convertiría en una bola de fuego instantáneamente, carbonizándolos y desintegrándolos, dejando así expuestos al segundo par de renos. Todos los renos se vaporizarían al cabo de 0,0426 segundos.

Mientras tanto, Papá Noel estaría siendo sometido a fuerzas centrífugas 17.500,06 veces mayores a la fuerza de gravedad. Un Papá Noel de 100 Kg, siendo bastante discreto a la hora de adivinar el peso de Papá Noel, sería impulsado hacia la parte trasera del trineo con una fuerza de 1.800.000 kilos.

Conclusiones finales: si Papá Noel alguna vez repartió sus regalos en la noche de navidad, es MUY probable que esté muerto...



Pero todo esto que he encontrado yo en la red de redes se refiere únicamente al viaje. Hay preguntas en el tintero que convendría hacerse, que son, sin ánimo de ser exhaustivo, las siguientes:

1. ¿Cuánto tiempo tarda Papá Noel en leerse los casi 92 millones de cartas, suponiendo que le sean enviadas?

2. ¿A cuántos elfos domésticos debe tener esclavizados el susodicho tipo para generar una cantidad de juguetes tal que se llegue al peso anteriormente citado?

3. ¿De dónde se sacan los fondos necesarios para la fabricación de los juguetes? ¿Roba bancos, o qué?

4. ¿De dónde se obtienen las materias primas suficientes y necesarias para lograr la obtención de 353.430 toneladas de juguetes, teniendo el supuesto citado anteriormente? ¿De los bosques?

5. ¿En caso de que sea de los bosques, por qué la Tierra no es ya un desierto? ¿Contribuye esto a acelerar el desastre del cambio climático y sus horribles consecuencias? ¿¿DÓNDE ESTÁN LOS DE GREENPEACE??

6. ¿Qué emisión de CO2 emite a la atmósfera la fábrica de juguetes de Papá Noel y qué efectos tiene este hecho en el agrandamiento del agujero de la capa de ozono?

7. ¿De qué material está hecho el trineo de Papá Noel para aguantar tal cantidad de peso?

8. Asimismo, ¿de qué material está fabricado el saco en el que Papá Noel introduce sus juguetes y cuáles son las dimensiones, en km cuadrados, del mismo?

9. En caso de dar respuesta a las anteriores cuestiones, ¿existe material suficiente en el Polo Norte para crear semejantes engendros de la técnica y la industria textil? ¿Qué tipo de fábricas los producen y qué efecto tendrían su fabricación en el susodicho cambio climático y blablablá...?

10. ¿Si el saco con las tresicentas mil toneladas de juguetes se rompe en pleno vuelo, qué hace Papá Noel?

11. ¿Qué ocurre si uno de los renos voladores sufre una lesión antes del día del reparto?

12. Aún más, ¿qué ocurre si uno de los renos voladores sufre una lesión durante el reparto?

13. Y entonces, ¿qué pasa si Papá Noel, en pleno vuelo sobre el Atlántico a la citada velocidad, sufre una caída a más de 10.000 metros de altura y cae en plancha sobre el agua?

14. ¿Y si cae sobre un crucero?

15. Ahora que lo pienso... ¿y si hay niebla?

3 comentarios:

Glaurung dijo...

Precisamente esta mañana me he encontrado en el buzón un correo pro-Reyes Magos.

Pero el mito de Santa es una forma de llevar la Navidad a gente que no pinta nada en esta fiesta.

Han desposeído a la Navidad de lo que es: la fiesta de la Natividad de Cristo, y lo han convertido en una especie de fiesta de Solsticio. No sé por qué ZP se empeña en quitar las Navidades, cuando ya están más que disimuladas.

En mi casa siempre han ganado los Reyes, pero tambiém hay que entender a los niños: si les regala Santa el 25, tienen una semana de vacaciones para jugar ; si son los Reyes, en el mejor de los casos tienen 3 días, y luego al cole :/.

Qué duro es ser niño -_-.

Maya dijo...

Estoooooo... FJ, deberías tomarte una taza de té con limón y descansar un poco... :)

pd. Me recuerdas a aquel niño que escribió una carta a Santa Claus...

zETAp dijo...

jejeje, la carta a Zanta ClauZ es de lo mejorcito que he oido.