lunes, 7 de enero de 2008

Episodio 27. Que viva España y olé.

Bienvenidos, amigos lectores, a una nueva entrada crispadora en Las Crónicas de FJ. Regreso a casa cuando se va la Navidad. Al revés del mundo. Tenemos en Murcia un tiempo estupendo, digno del cambio climático. Al sol hacía hasta calor, hoy. Qué temperatura.

Bueno, pues vamos a lo que vamos, que es a soltar un par de estacazos a un impresentable que se salta el protocolo a la torera. El susodicho impresentable no dice ciertas cosas que hay que decir cuando se va de visita oficial. Me refiero, cómo no, al típico "Viva España" que el imbécil soplamocos de Zapatero se ha dejado en el tintero. El brindis, magnífico, por supuesto. Pero, ay, cuando estaban llevándose la copa a los labios para dar un sorbo a esa delicadísima bebida, se oyó una voz que gritó:

¡VIVA ESPAÑA!

Y el coro contestando. El soplagaitas del presidente del gobierno de España (mira que cuesta llamarle las tres cosas, lo de soplagaitas me cuesta menos) miró al ministro Alonso, el tercero más inútil (por delante andan mi Maleni y Moratinos), y ambos dos, valga la redundancia, se rieron.

Esta mañana el encefalograma plano del ministro ha dicho en Onda Cero que no van a sancionar al militar que gritó "Viva España". ¡Estaría bueno, señor Alonso! ¡Estaría bueno que le sancionarais! ¡Pues no dice el muy cencerroide del ministro de defensa...! ¡¡LA MADRE QUE TE PARIÓ, ALONSO!! ¡Sí, hijo, sí, te parió al revés, sacaste primero el trasero y luego el resto del cuerpo! ¡Si tu madre se hubiera quedado con la placenta ahora tendríamos un ministro mucho más competente que tú, berzotas! Pero habráse visto. ¿¿PERO TÚ DE QUÉ VAS, ALONSO?? ¡Sanciona a tu padre si te da la gana, pero no a un militar que grita el "viva España!

¡Pero qué colección! ¡¡QUÉ COLECCIÓN!! ¡Que no lo van a sancionar...! ¡JULAI!

Nooo, esperen, no se vayan, que hay más todavía. Otra soplagaitas del PSOE, una tal Inmaculada nosecuántos. Ha dicho, mejor dicho, ha repetido como un loro lo mismo que dicen sus amigos sociatontos: que la economía va bien. Bueno, yo, bien, no sé si va, lo que sí sé es que me han subido el bono-tren treinta céntimos. Aparte de que ha subido todo lo demás. Los precios van a subir tanto que la única forma que vamos a tener de comprar va a ser palmarla e irnos al otro barrio, subir al cielo, vamos, para alcanzar a los precios. Qué tíos. Qué subnormalidad profunda. ¿¿Pero cómo va a ir bien la economía, pandilla de aborregados?? ¡Que han subido hasta los chicles, cojones! ¡Cawen diez, si al final nos van a cobrar hasta por mear!


¡Ehh, no se me vayan que queda el último asunto! ¡Los heroicos patriotas catalanes vuelven a hacer de las suyas!
Por supuesto, como Albert Rivera va contra el nacionalismo y se atreve a defender el bilingüismo en Cataluña, es decir, que se hablen por igual el catalán y el español, pues ya se la han liado. Estos nacionalistas mamones llegan ya treinta años así, haciendo el anormal. Mira que lo dice Federico Jiménez Losantos en su libro, "La ciudad que fue". Acertó de lleno hace ya unas pocas décadas. En el clavo ha dado. Qué tío.

Pero claro, como uno está a favor de que Cataluña siga siendo española y sigue estando a favor de que se hablen las dos lenguas legítimas y oficiales, pues por ello es un fachas, un fascista y un retrógrado.

Ay, Señor, qué montonera. ¡Qué montonera! Ante esto sólo queda decir una cosa:

Que viva España y olé.

Como gane otra vez el pintas este de ZP nos vamos todos a hacer gárgaras. Yo aviso.

1 comentario:

Maya dijo...

Pues bienvenido de nuevo, F.J. También yo estoy tratando de asimilar, sin alterarme demasiado, que se me han acabado las vacaciones.

Pero veo que a tí se te llevan los diablos con todo esto que has comentado aquí, de lo cual yo destaco el n-ésimo ridículo que ha protagonizado Zapatero. Y que dicen que no sancionarán al militar... Cosas veredes...