lunes, 28 de agosto de 2006

EPISODIO 38: ¿MINISTERIO DE MAGIA EN ESPAÑA?

LAS CRÓNICAS DE FJ INTENTAN ENCONTRAR UNA EXPLICACIÓN LÓGICA A LAS COSAS QUE ESTÁN PASANDO EN ESTE PAÍS... Y QUIEN ENCUENTRE OTRA EXPLICACIÓN, ¡QUE VENGA Y ME LA DIGA!


Pues esto tiene que ser cosa del inútil del ministro de magia, que por supuesto es sociata...

Sí, hombre, sí. No hablo en broma.

Aquí se ha llegado a la conclusión de que hay Ministerio de Magia, y se está estudiando la posibilidad de que algún miembro del Gobierno Socialista esté bajo los poderosos efectos de la maldición Imperius, porque si no, no es normal lo que está pasando.

Al menos se piensa "por ahí" que el consejero de magia de la Generalitat de Catalunya (de ERC, claro) pudo haber ejecutado la imperdonable maldición para con los ministros del Gobierno y así poder aprobar un Estatuto que define a Cataluña como nación. Eso sí, el Barça sigue jugando la liga en España. Pero bueno, como el Barça es español por mucho estatuto absurdo que saquen y como Cataluña sigue siendo España, da lo mismo. También el FC Barcelona tiene equipo de Quidditch, pero eso se sale de los límites de esta crónica.

También se hacen llegar rumores sobre posibles modificaciones de memoria en algunos ministros. Esto va por lo del Cougar de Afganistán. Así podemos explicar que Bono un día dijera que era un ataque y al otro día no. Este conjuro se llama algo así como "Obliviate", y puede que el Ministro de Magia diera orden expresa de ejecutarlo con José Bono para que cambiara todos los informes a tiempo.

Luego está el asunto de los inmigrantes que llegan a cientos. Ayer había dos cayucos perdidos por ahí, que las patrullas de salvamente estaban buscando, a pesar de que Zapatero y Sonsoles cogieran la patrullera de Lanzarote para ellos solos y no sé si la han devuelto ya o no. Total, a lo que voy, que es muy probable que desde el Ministerio de Magia hayan dado orden de desviar de su ruta a los cayucos esos, mediante hechizos capaces de desviar las trayectorias de los objetos, y demás.

Y el alto el fuego permanente de ETA, es otro asunto. Otro asunto para creer que hay demasiado lelo por ahí, o para pensar que definitivamente, alguno está bajo la maldición Imperius que ha lanzado algún consejero del PNV para lograr por fin los fines. Claro que los de la ETA son pistoleros y no necesitan de la Avada Kedavra para ejecutar sus malvados fines. De todas formas, el alto el fuego no se podría explicar si alguien del Ministerio de Magia no hubiera lanzado la Imperius al cabeza invisible de la ETA para que ese tipo decidiera dar el paso de no matar más. Porque hasta hacía bien poco, cada vez que el Gobierno mencionaba la palabra PAZ, pumba, bombazo al canto, y el que diga que no es que niega la evidencia. Así pues, esta es la explicación de que ETA haya declarado el alto el fuego.

Luego tenemos los incendios en Galicia. Se piensa que fue una banda organizada, pero puede ser muy posible, demasiado posible, que fuera una de las acciones de los mortífagos, ya que el Gobierno ha sido incapaz de detener a nadie convincente. Un menor de edad, un tipo que engrosaba las listas del PSOE, incluso a una bruja que aseguraba estar realizando un conjuro con velas por la noche a la luz de las estrellas... digo, a la luz de las llamas, para espantar posibles magias oscuras (las meigas, vamos). Sí, las acciones de estos fuegos, ya que no sabemos nada, son fruto del Señor Tenebroso... ¿Ha estado aquí el Señor Tenebroso?
Poco después tenemos el Carnet por Puntos.
Se dice que han bajado las tasas de mortalidad drásticamente. En mi diario de verano, en Liberales Irredentos. Allí lo explico. Un imbécil nos adelantó a toda leche con línea continua. ¿Qué es lo que ha pasado para descender la tasa de mortalidad? ¿De verdad nos creemos que conducimos mejor que antes sólo por 12 puntos de nada? ¡Mentira! Lo que ha pasado es que el Ministerio de Magia ha colocado en ciertos puntos de la carretera a sus "guardias de tráfico" particulares, para que cuando alguno fuera a estamparse, ellos arreglaran la situación haciendo que el coche que iba a chocar pasara al otro carril de inmediato, dando lo que el conductor pensaba que era un "volantazo de última hora, y joder, vaya reflejos que tengo, macho". Lo que pasa es que como no se puede adivinar lo que pasa y quién se va a estrellar y dónde, pues no se pueden evitar todos los accidentes. Resultado, se han evitado unas cuantas muertes más de las ocurridas el año pasado.

¿Más cosas? Sí, claro. Los parquímetros. ¿Por qué Gallardón no quita los malditos parquímetros? Es que NO SON PARQUÍMETROS en realidad, los utilizan los aurores como medidas de detección de una posible presencia de mortífagos en el país. ¡No están ahí para fastidiar! Aunque claro, como daría el cante, pues hay que pagar para aparcar, simplemente.

¿Y quién es el ministro de magia? Pues no tengo ni idea, pero anda que el tío no ha trabajado bien.

¿Tenéis otra explicación para todas estas porquerías que están pasando?
Pues yo no...


(Ahora es cuando vienen los pringaos de siempre a reírse de lo que he puesto, es cuestión de esperar)