viernes, 1 de septiembre de 2006

EPISODIO 41: MUNDOBASKET 2006, SEMIFINAL.

Sí, 41, porque hay dos 38 y no me di cuenta. En fin, error de ser humano que, como todo bicho viviente, se equivoca de vez en cuando...


SEMIFINAL DE INFARTO:
ESPAÑA 75 - 74 ARGENTINA.

Tras haber dado una paliza a equipos contra Lituania o Alemania, llegó la hora de superar la mejor marca que había logrado España en un Campeonato del Mundo de Baloncesto. Llegaba la hora de demostrar que podíamos ganar a cualquiera. Pero es que ese cualquiera no era un cualquiera como otros. Era Argentina. Con el señor Scola, y con un tal Pepe que no dejaba de meternos triples.

Comenzaron fuerte los sudamericanos, pero España se fue sobreponiendo poco a poco. En el segundo cuarto ya estábamos por delante. Nos íbamos de cinco, seis, siete puntos, pero ellos no se dejaban, y recortaban las diferencias. Juan Carlos la Bomba Navarro no estuvo nada acertado hoy desde la línea de los 6'25 metros. Pau Gasol cogía un rebote tras otro como buenamente le dejaban. Rudy Fernández seguía haciendo alguna de las suyas. Todos los demás, Garbajosa, Calderón, Carlos Jiménez... defendieron a muerte cada vez que los argentinos atacaban, frustrando en más de una ocasión la oportunidad del cuadro sudamericano para ponerse por delante en el marcador.

Y seguíamos por delante. Seguíamos yéndonos de cinco o seis, para que ellos de nuevo y por enésima vez volvieran a colocarse a tan sólo dos puntos, poniéndonos a todos el corazón en un puño. Andrés Montes que continuaba con su mítica frase, “Porque la vida puede ser maravillosa”. Y en esto, como si fuera el último partido de su vida, gritaba: “¡TRIIIIIIIIIIIIIIIPLE!”

Llegaba el último cuarto. Llevábamos ventaja, pero como de costumbre, no nos iba a durar mucho. Faltaba un minuto y treinta y seis segundos, y Pau Gasol se lesionó en el tobillo. Estábamos empatados a 74 puntos después de meter Argentina. El balón era nuestro. Quedaban menos de 30 segundos para el final. Y a Jiménez le hicieron falta. Dos tiros libres. Jiménez respiró y lanzó, pero el balón no entró a la canasta. Sabiendo lo que nos estábamos jugando, lanzó el segundo tiro, que entró. España por delante. Quedaban 29 segundos. Había que impedir a toda costa que Argentina tirara a canasta. Atacaba Argentina, nos cerrábamos atrás como podíamos, ellos intentaban entrar, tiraron, pero el balón no entró, y tras un follón de los que hacen época, nos llevábamos la pelotita cuando el cronómetro marcaba el último segundo del partido.
Y sonó la bocina que ponía fin al encuentro. Sí, España había ganado a Argentina por un solo punto, 75 a 74.

Hoy hemos tenido un grave problema... es que estamos acostumbrados a ganar de 30, y eso no es. No tenemos término medio. O somos unos malos o ganamos por goleada. A estas cosas no estamos acostumbrados.

Ahora falta jugar contra Grecia, que ha dado la sorpresa al ganar a los EEUU. Es ahora cuando tenemos que ir todos con España, para ganar el oro contra los griegos. No caigamos en el error de pensar que Grecia es un equipucho del tres al cuarto. Si hay equipos que han ganado todos sus partidos en primera ronda, esos son España, Argentina, EEUU y Grecia. Y no va a ser nada fácil ganar.

Así que mientras Montes sigue con su maravillosa vida, nosotros empezaremos a cantar aquella que decía: “A por ellos, oé, a por ellos, oé, a por ellos, oé, a por ellos oé oé”. A ser posible, lo peor que podamos, que aquí en Murcia las calles siguen sin saber lo que es el agua...
Escribió después del partido Javier Gómez, sobre las tres menos diez de la tarde.

A ver si puedo ya cambiar la frase de “sé lo que hicisteis el 13 de marzo” refiriéndome a quien yo me sé, a “sé lo que hicisteis el 3 de septiembre” refiriéndome a otros que yo me sé.

PD. Al lorito con Brajkovic en la Vuelta a España... que este chaval promete.

1 comentario:

Javi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.