miércoles, 4 de octubre de 2006

EPISODIO 58. EL ALFIL NEGRO V. Epsiodio chiquicientos mil y pico taitantos. Y más y más basura.

Es que he perdido la cuenta y a falta de un número que estaría erróneo (y por contra, manipulado, como todo), me veo obligado a poner semejante parida en el encabezamiento de este nuevo Episodio.

Iba a comenzar por lo de Benesmail, pero como ese tío está como un cencerro y demás, que diga que conocía la fórmula de los explosivos y que la hizo saber a un tipo de la ETA, posiblemente comience a abrir la caja de los truenos.

Lo que sí está claro es que en el 11 M, según dice el PSOE, no hubo conspiración. Clarísimo, que para hacer saltar por los aires cuatro trenes y matar a doscientas personas tres días antes de las elecciones generales, no hubo conspiración. Y al que se atreva a llamarla conspiración, le estoy llamando “facha” hasta el Día del Juicio Final.

Pero a lo que vamos, no quiero retrasarme más. Ya habéis podido ver, oh amigos lectores, todo lo que he puesto sobre el informe falso comparado con el informe verdadero. Esto es el gran caso del ácido bórico. Aquel informe llegó a manos de su Señoría el Juez Baltasar Garzón. Un tipo simpático que, según me dijo mi profesora de piano un día, dormía tres horas al día. ¿Por qué me lo creo...? Bueno, sí, el juez y el informe. Garzón acusó a los tres peritos que firmaron el informe que vincula a ETA con los islamistas (que no en el atentado, eso aún está por confirmar o por desmentir) de falsificar un documento. Está más claro que el agua que Garzón no se ha parado a leer atentamente los informes, el falso y el verdadero (es decir, los dos, comparar, como yo hice, uno junto a otro). Siendo un juez de su talla, seguramente habría sacado más de esas nueve diferencias fundamentales que yo saqué.

Pero bueno, sigamos: después de esto, el documento en cuestión pasa a las salas del Consejo General del Poder Judicial y es cuando se determina por tres votos a dos que Garzón no lleva razón en lo que dice. Esto es ya marear la perdiz, porque a los que no lo tengan claro, sus cabezas deben estar dando vueltas cual peonza. Pero bueno, para eso estoy yo aquí (y también “su periódico”). Los peritos ponen a Alonso por testigo de que el informe verdadero era el suyo, afirma el diario cavernario que intenta investigar la muerte de 200 personas, “El Mundo”.
Mientras tanto, “El País” y el “ABC” continúan su tarea ridícula de decir justo lo contrario que diga “El Mundo”. No sé qué dicen, sólo he oído rumores. Yo no leo “El País”, pero me produce urticaria. ¿Quién dijo algo parecido acerca de la COPE? ¿Algún catalanufo independentista de los años ya pasados? (No confundir “catalanufo independentista” con “catalán de buena fe”, que ya veo venir a las hordas).

Podéis entrar en el link anterior del Medio Cavernícola y Prehistórico de épocas donde no existía ni la rueda y leer más sobre esto.

En fin, que continuaré poniendo mis mejores artículos sobre el 11 M según siga saliendo la porquería del fondo del mar. Alguien tiene que sacar la basura, y en eso yo no es que sea muy experto, porque la basura echa peste, da asco, es tan sucia...

Atentamente, FJ.

PD. Al final Charles Logan se cayó con todo el equipo. Veremos a ver lo que pasa con ZP y Rubalcaba.